Blog

Entrenar duele, no entrenar duele más

09.08.2018

Las lesiones siempre son un tema cuando decides practicar un deporte, aunque seamos sinceros, las lesiones pueden provocarse al caer por las escaleras, caminando en la calle e incluso trabajando en oficina, no necesariamente por CrossFit. Me atrevería a decir que más del 60% de las lesiones, no se producen en el mismo box, sino por otra razón y peor aún, por irresponsabilidad del alumno.

Ahora bien, si se te ocurre de la nada empezar a correr grandes distancias, levantar pesos o exigirte más de lo cotidiano. Sino eres consciente de tus necesidades, capacidades y responsable con lo que te instruyen tus profesores puede que exista mayor riesgo.

Así llegan las detestables lesiones, es que no sólo duelen físicamente, incomodan, invalidan. El dolor es también emocional. No sólo se pierden logros obtenidos, se pierde el tiempo invertido, el compartir con tus compañeros. Se gana en incertidumbre, desilusión, pena y otras emociones tan desagradables.

Pero ¿Qué debiésemos hacer si eso ocurre?

En primer lugar sería recomendable poder compartir como te sientes, no faltará quien pueda entregarte una palabra de aliento que te motive a buscar formas de sentirte mejor. Todos alguna vez hemos pasado por alguna lesión y créeme que lo perdido se recupera, que de una lesión siempre salen aprendizajes y que de seguro un tiempo de  trabajos accesorios, fortalecimiento o practica de alguna debilidad olvidada te permitirá volver en una versión mejorada.

Segundo, busca la forma de moverte sin perjudicar tu recuperación y pronta re incorporación al deporte que amas. Afortunadamente ahora hay tratamientos para «casi» todo, pero debes ser responsable y seguir las sugerencias e indicaciones tal como te las entregan. Además, todos los trabajos siempre son escalables a tus necesidades, así no tendrás que dejar de moverte al cien por ciento.

Asesórate por un profesional, en Katsu contamos con Katsu Fix, un formato kinesiológico integral, que busca la rehabilitación, prevención y el reintegro deportivo a través del movimiento y diversas técnicas para el manejo del dolor, limpieza articular y corrección de patrones erróneos de movimiento.

Y por último y no menos importante, no te alejes de tu lugar de entrenamiento, si estás en recuperación o pausa, busca la forma de compartir con tus compañeros o amigos, estar sólo te entristecerá más.

Grandes deportistas han sufrido lesiones y todo siempre tiene una solución. Modificar un movimiento, acudir a un experto, asistir a tu lugar de entrenamiento para mantener la motivación o un mutar a un nuevo deporte. Y lo más importante, se paciente y no permitas que la frustración haga su trabajo.

Lesionarse definitivamente duele más que pararse luego de hacer sentadillas, peso muerto o estocadas.

 

Pamela Berríos Catelicán

Psicóloga
Magíster en gestión de Recursos humanos
Universidad Gabriela Mistral

author: KatsuCrossFit

Comentarios
0

Leave a reply